TRABAJADORES RELIGIOSOS

Para venir a los Estados Unidos con una visa R-1, como trabajador religioso, hay que tener una organización religiosa como patrocinador.  La organización religiosa debe ser sin fines de lucro, y tener un certificado del Servicio de Impuestos Internos (IRS) de los EEUU, demostrando que la organización está exenta de pagar impuestos. También, tendrá que demostrar la afiliación de la organización religiosa extranjera, de cual usted es un socio, con la organización religiosa en los EEUU. Antes de que el Servicio de Inmigración pueda aprobar una solicitud para un trabajador religioso, R-1, agentes del Servicio de Inmigración (USCIS) deben visitar a la organización religiosa para averiguar si es verdadero y tiene un puesto para un trabajador religioso.   El gobierno ya está preocupado por fraude en el programa para trabajadores religiosos.
Hay que obtener una aprobación de una solicitud R-1 por el Servicio de Inmigración (USCIS) antes de que solicite una visa R-1 y venga a los EEUU. El gobierno ha reducido el plazo de estancia a 30 meses, y puede solicitar una prorrogación de otros 30 meses.
Un trabajador religioso puede ser un ministro de una religión autorizado por una denominación reconocida para conducir un culto religioso, y llevar a cabo tareas realizadas por miembros del clero como administración de los sacramentos. Otros tipos de trabajadores religiosos califican también, como monjas, monjes, hermanos y hermanas religiosas, trabajadores litúrgicos, instructores religiosos, cantores, catequistas, misioneros, etc. La definición no incluye puestos en la iglesia que no son religiosos, como empleados de mantenimiento, el contable de la iglesia, solicitantes de donaciones, etc.
El trabajador religioso debe ingresar a los EEUU con el propósito único de hacer trabajo religioso. Entonces, no puede ser un ministro religioso y también trabaja en otros campos. No puede tomar otro puesto con una empresa comercial cuando tenga la visa R-1.
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com